PUBLICADA POR
Church of Scientology
desde 1968
COMPARTIR

Fiyi: La Reconstrucción de Vidas

Fiyi: La Reconstrucción de Vidas
Fiyi: La Reconstrucción de Vidas
Fiyi: La Reconstrucción de Vidas
Fiyi: La Reconstrucción de Vidas

Cuando el Ciclón Tropical Winston azotó la nación isla de Fiyi en el Pacífico en febrero de 2016, Alfred Waqa supo cómo responder a la crisis. Entre otras cosas, tenía cientos de voluntarios entrenados listos para entrar en acción.

Waqa, un miembro entrenado y experimentado en el programa de Respuesta en la Catástrofe de los Ministros Voluntarios de Scientology dirigió a unos 250 fiyianos que se desplegaron en 20 pueblos para ayudar a las víctimas del ciclón, la tempestad más poderosa registrada en el Hemisferio Sur. Cada uno de ellos era un Ministro Voluntario (VM) entrenado para abordar de manera experta las necesidades más críticas de la gente, fueran físicas, mentales o espirituales, no solo durante catástrofes naturales, sino en la vida diaria.

Los VMs distribuyeron materiales a los afectados, quitaron los escombros, reconstruyeron casas y escuelas, y entregaron la “tecnología de ayudas”, técnicas desarrolladas por el Fundador de Scientology, L. Ronald Hubbard para proporcionar alivio espiritual del trauma físico y emocional. Vestidos con brillantes camisetas amarillas, los VMs ayudaron a 24,200 víctimas y entrenaron a 2,340 personas para entregar ayudas.

Fiyi: La Reconstrucción de Vidas
Fiyi: La Reconstrucción de Vidas
Fiyi: La Reconstrucción de Vidas
Fiyi: La Reconstrucción de Vidas
Fiyi: La Reconstrucción de Vidas
Fiyi: La Reconstrucción de Vidas

Waqa, conocido por su apodo de “Alfy”, se convirtió en un líder VM en 2012 cuando un grupo de estos ayudaron a las víctimas tras las graves inundaciones en Fiyi. En marzo del año siguiente, cuando un ciclón tropical destrozó la isla vecina de Vanuatu, Alfy ayudó junto con otros VMs dando socorro en la catástrofe.

Pero no fue hasta que Alfy viajó a Nepal en abril de 2015 para ayudar a las víctimas de un terremoto de magnitud 7.8, que se dio cuenta de lo importante que es tener una organización de VMs bien preparados no solo para responder a las catástrofes naturales, sino para ayudar a los fiyianos a enfrentarse a los problemas cotidianos. Sin lugar a dudas, trabajar con los VMs en Nepal, apoyados por la Asociación Internacional de Scientologists, le cambió la vida a Alfy como nada lo había hecho antes.

Una de las primeras cosas que Alfy hizo después de volver de Nepal fue formar 3 grupos VM en su poblado, Nalalawa, y en sus alrededores, que está a 3 horas de la capital de Suva. Reclutar gente no fue un problema. Muchos aldeanos ya estaban impresionados con el trabajo de socorro que Alfy y su equipo de VMs había hecho en 2012. También eran conscientes de los informes de las redes sociales de gran impacto que los VMs habían logrado en Nepal.

A fin de suscitar más interés público por los Ministros Voluntarios, Alfy impartió una serie de seminarios sobre las numerosas destrezas y técnicas que los Ministros Voluntarios adquieren en su entrenamiento, desde ayudas a tratar con los entornos peligrosos hasta mejorar relaciones interpersonales. Su primer seminario atrajo a más de 60 asistentes, incluyendo 5 jefes de poblados vecinos. Personal de la policía, maestros, clero y ancianos del poblado también atendieron.

Además, Alfy llevó las herramientas VM a 45 clubes juveniles, cada uno con de 30 a 50 miembros. En un foro organizado por el gobierno, entrenó a más de 100 jóvenes en la tecnología de las ayudas. Los planes para ampliar tal entrenamiento a otros clubes juveniles están en marcha.

En junio de 2015, Alfy inscribió el programa de Respuesta en la Catástrofe de los VMs en la oficina del administrador público en Rakiraki, una ciudad a unos 160 km de Suva. Desde entonces, peticiones al gobierno por ayuda VM llegan directamente a los Ministros Voluntarios locales.