Gran Inauguración de la Iglesia de Scientology de Harlem
PUBLICADA POR
Church of Scientology
desde 1968
COMPARTIR

31 de julio de 2016 Harlem

por

Aclamada como un “centro de esperanza”, la Iglesia de Scientology y el Centro Comunitario celebran el espíritu que ha impregnado el paisaje cultural de la historia americana.

Harlem es... muchísimo. Para muchos que tuvieron que luchar para quitar las barreras por el Sueño Americano, Harlem era prácticamente todo, lo bueno y lo malo, pero siempre con alma y ritmo. Langston Hughes, el poeta santo de la década de 1930 del renacimiento de Harlem, capturó su espíritu: “oirás sus pies / golpeando una y otra vez— / ¿crees / que es un ritmo feliz?”.

Había un ritmo feliz en Harlem el último día de julio de 2016. Scientology, la religión para elevar el ánimo y reconstruir las sociedades, estaba ocupada abriendo dos nuevos edificios, una Iglesia y un Centro Comunitario en el corazón del Harlem hispano. Elegantemente renovado y equipado, no solo para ser hermoso, sino para que todos en Harlem, todas las razas y religiones, puedan tener un lugar de reunión, una sede, para darle la vuelta a la terrible rampa del declive de la civilización.

Un pilar mayor que la vida del renacimiento de Harlem, el Reverendo Johnny Ray Youngblood, un pastor que predica en la venerable Iglesia Baptista de Mounth Pisgah y un verdadero amigo de la Iglesia de Scientology, le dijo a la gente qué esperar de esta nueva Iglesia y Centro Comunitario: “Los scientologists buscan ayudar a gente cuyos rostros nunca han visto, cuyos ojos tal vez nunca vean y cuyos nombres nunca conocerán. ... Así que contemplen esta [Iglesia] que ha florecido ante nosotros. Que llegue a ser un poderoso faro para la gente de Harlem”.

La Iglesia de Scientology de Harlem Recibe a la Policía de Nueva York y líderes comunitarios Grandes estrellas de la música Chick Corea (piano) y Stanley Clarke (bajo)
Vida Incesante Visita de la Policía de Nueva York y líderes comunitarios (arriba), grandes estrellas musicales, Chick Corea (piano) y Stanley Clarke (bajo); jóvenes delegados (abajo) de 41 naciones participan en una recepción de derechos humanos.
Recepción a Puertas Abiertas sobre Derechos Humanos

Tras convocar a los scientologists y sus amigos a nada menos que una cruzada para detener la corrupción y el desplome de la sociedad, el líder de Scientology David Miscavige invocó las palabras del Fundador L. Ronald Hubbard, que vivió en Nueva York en la década de 1930 y regresó para llevar a cabo su profunda investigación sociológica a mediados de la década de 1970: “Aquí es cuando y donde LRH refinó sus tecnologías para el salvamento humano, y sobre lo que escribió: ‘Muchas respuestas a la Vida están aquí, y están ahí para que el hombre las use’. Y eso es lo que nuestro nuevo Centro Comunitario representa. No solo un ofrecimiento de ayuda, sino más bien, nuestro derecho y nuestra obligación de ayudar”.

Los 6,200 m² de la Iglesia de Harlem tienen el diseño preciso para un flujo eficiente por las áreas religiosas y de estudio. A los visitantes se les da la bienvenida en un Centro de Información Pública, que muestra en video y texto las creencias de la religión y programas para la acción, así como la biografía del Sr. Hubbard. El Centro Comunitario cuenta con salas de juntas, zonas de conversación, aulas y un café.

Desde el momento de la inauguración de la Iglesia y el Centro, ha habido una constante e intensa actividad. El Representante de Estados Unidos Charles Rangel introdujo una proclamación oficial en el Registro del Congreso, declarando el día de la inauguración, el 31 de julio de 2016, como el Día de Scientology en Harlem.

Los visitantes exploran las creencias y prácticas
Aprendizaje Los visitantes exploran las creencias y prácticas de Scientology (arriba); clases particulares en el Centro Comunitario (abajo); los scientologists estudian cursos sobre la religión (más abajo).

Entre los primeros en acompañar a la nueva Iglesia estuvieron la Pastora Mary White, quien llevó su congregación cristiana para Servicios Dominicales, y la Reverenda Susana Bastarrica, fundadora de The Vigil 4 Peace & Ecology (Vigilia para la Paz y la Ecología), que reunió a la comunidad para celebrar el Día Internacional de la Paz.

El alcance se extendió a las artes, cuando una banda de mariachis del Harlem hispano fue al Centro Comunitario para ensayar. Poco después, en un evento con gran participación de la comunidad, el artista Rappin’ Tate llevó su “Hip Hop to Hip Hope (esperanza)” a la calle 125.

Las cumbres de derechos humanos, campañas contra las drogas, difundir el mensaje sobre los abusos psiquiátricos, celebrar el legado de jazz de Harlem; todo esto y más ha ocurrido en los pocos primeros meses de existencia de la Iglesia Ideal y Centro Comunitario de Harlem. Un número récord de personas han participado en los servicios espirituales y los cursos, multitudes de niños están construyendo sus vidas en las aulas del Centro Comunitario.

La nueva Iglesia Ideal y Centro Comunitario de Harlem han dado la chispa para avivar este orgulloso vecindario histórico que ha pasado demasiado tiempo en decadencia. Como dijo el Sr. Miscavige en la gran inauguración: “Todo lo que tienes que hacer es poner la oreja en el suelo, y escucharlo reverberar una y otra vez:

“¡Harlem!

“¡Harlem!

“¡Harlem!”.

Iglesia de Scientology de Harlem
DOS POR UNO Cuando la Iglesia planificó sus nuevas instalaciones en Harlem, incluyó un Centro Comunitario donde los activistas cívicos pueden colaborar en programas de mejora social.